miércoles, 8 de febrero de 2017

Tzvetan Todorov

Ayer moría en París el intelectual búlgaro Tzvetan Todorov. Las líneas que reproducimos pertenecen al prólogo de su libro "La literatura en peligro".
“Si hoy me pregunto por qué amo la literatura, la respuesta que de forma espontánea me viene a la cabeza es: porque me ayuda a vivir. Ya no le pido, como en la adolescencia, que me evite las heridas que podría sufrir en mis contactos con personas reales. Más que excluir las experiencias vividas, me permite descubrir mundos que se sitúan en continuidad a ellas y entenderlas mejor. Creo que no soy el único que la ve así. La literatura, más densa y elocuente que la vida cotidiana, pero no radicalmente diferente, amplía nuestro universo, nos invita a imaginar otras maneras de concebirlo y organizarlo. Todos nos conformamos a partir de lo que nos ofrecen las otras personas: al principio nuestros padres, y luego los que nos rodean. La literatura abre hasta el infinito esta posibilidad de interacción con los otros, y por lo tanto nos enriquece infinitamente. Nos ofrece sensaciones insustituibles que hacen que el mundo real tenga más sentido y sea más hermoso. No sólo no es un simple divertimento, una distracción reservada a las personas cultas, sino que permite que todos respondamos mejor a nuestra vocación de seres humanos."
Tzvetan Todorov, fallecido ayer en París, fue un intelectual polifacético: lingüista, filósofo, historiador, teórico de la literatura. Nacido en Bulgaria en 1939, vivió parte de su vida, hasta los 24 años en que se instaló en Francia, bajo una dictadura comunista. Era, pues, uno de esos intelectuales de la Europa del Este con los que sus colegas de Occidente no fueron suficientemente solidarios durante demasiado tiempo, como recordaba acusatoriamente Tony Judt; bien que en el caso de Todorov, su temprana salida de su país le librara de las persecuciones sufridas por intelectuales como Havel y tantos otros, y bien que a él le ayudara para abrirse camino en Francia alguien como Roland Barthes.
Compartir:

lunes, 6 de febrero de 2017

Muchos buenos pies

EL CLUB DE LECTURA COMIENZA SU SEGUNDA ETAPA CON MUY BUEN PIE  


Esta mañana hemos tenido la primera cita de la segunda etapa del Club de Lectura y no hemos podido empezar mejor: dieciséis miembros y unanimidad para elegir la nueva lectura: NARNIA.

Los que participamos en la primera etapa hemos hecho nuestra despedida a Matilda: resumir en una frase su contenido. 
Todos le hemos dado un diez a este personaje tan divertido y a sus aventuras.


Después hemos barajado las opciones para la próxima lectura  y, tras escuchar a Lucía Salmerón hablarnos de Narnia, no lo hemos dudado: nuestra próxima aventura será El león, la bruja y el armario. 

Esperamos disfrutar tanto o más que con nuestra amiga Matilda y estamos muy contentos de haber ampliado esta “nueva familia” que es el Club de Lectura de la Biblioteca de Los Albares.

Compartir:

martes, 31 de enero de 2017

Sagas literarias fantásticas

El próximo lunes, 6 de febrero, el Club de Lectura retorna a su actividad habitual y ELEGIREMOS  la siguiente lectura. 

Este es el mejor momento. Participa y únete.

Entre las sugerencias recibidas hasta el momento destacan algunas sagas literarias fantásticas que han sido adaptadas al cine: Los juegos del hambre, Narnia o Crepúsculo.

 
 

OTRAS SAGAS LITERARIAS FANTÁSTICAS


      Harry Potter

      Eragon

      Un serie de catastróficas desdichas

      Alex Rider: Operación Stormbreaker

      Memorias de un zombi adolescente

      La huésped

      Cazadores de sombras

      Jumper

      Divergente
Compartir:

lunes, 16 de enero de 2017

Club de Lectura III

Texto e imágenes remitido por Club de lectura "Biblioalbares".
La lectura de Matilda está llegando a su fin. La mayoría de los alumnos del Club de Lectura no han podido terminarla del todo, pero se han comprometido a acabarla para la próxima semana.


Hoy hemos hecho crucigramas, sopas de letras y acertijos muy divertidos relacionados con Matilda. Todo ha quedado plasmado en un mural.


 La próxima semana acabaremos con esta lectura que tanto nos está gustando y elegiremos la próxima  
¡Algunos ya estamos nerviosos de pensar cuál será la próxima aventura!
Compartir:

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Contando cuentos (I)


Con motivo de la Navidad, la Biblioteca del IES “Los Albares” ha organizado una actividad de cuentacuentos. Dicha actividad se desarrolla durante los recreos de los días 20 y 21 de diciembre.


Mª Jesús Martínez (profesora del Ciclo Formativo de Comercio) fue la encargada de la sesión del martes 20 con una selección de cuentos sencillos y directos que han gustado mucho a los alumnos y han captado su atención desde el primer momento.



Compartir:

viernes, 16 de diciembre de 2016

Lectures de Noël

Calvin Coolidge: Noël n'est pas un jour ni une saison, c'est un état d'esprit.
https://issuu.com/lolyfle/docs/lecturesnoel

Compartir:

martes, 6 de diciembre de 2016

Lecturas de Navidad (II). Papá Noel, de Briggs

Recomendables. Imprescindibles. 

 

Raymond BRIGGS. "Papá Noel"


Un resignado y quejoso Papá Noel se despierta el día 24 de diciembre: se viste, prepara sus renos, se pone en marcha, reparte los regalos y regresa... Humorísticas ilustraciones en numerosas viñetas parecidas a las del cómic, para mostrar una visión irónica pero cordial de un Papá Noel laborioso y rezongón, un álbum útil también para que un lector niño se haga cargo del enorme trabajo de Papá Noel, inspirado según manifiesta el propio Briggs en el trabajo que vio hacer a su padre como repartidor de leche cada mañana.

Chris VAN ALLSBURG
"El expreso polar" (The Polar Express, 1985). Caracas: Ekaré, 2000; 30 pp.; trad. de Marianne Delon.
«Era Nochebuena, hace muchos años», comienza el relato. El narrador cuenta su espera para oír el tintineo de cascabeles del trineo de San Nicolás, en quien uno de sus amigos no cree. Entonces escucha que un tren se detiene a su puerta: «Me puse la bata y las zapatillas. De puntillas, bajé las escaleras y salí de casa». Se monta en el expreso polar, un tren lleno de niños en ropa de dormir que hará un largo recorrido hasta el Polo Norte. Allí, en una ciudad enorme llena de fábricas donde se hacen todos los juguetes de Navidad, San Nicolás entregará el primero de los regalos a uno de los niños... Unas extraordinarias ilustraciones a pastel y un magnífico texto que conjuntamente transmiten toda la magia que los momentos previos a los regalos de Navidad tienen para los niños.

Janet y Allan AHLBERG
"El cartero simpático en Navidad" (The Jolly Christmas Postman, 1992). Barcelona: Destino, 1992; 28 pp.; trad. de Antoni Vicens y Xabier Roca.
Álbum con el mismo personaje y el estilo de "El cartero simpático o unas cartas especiales" (The Jolly Postman, 1986). El cartero va dejando cartas en distintas casas, todas ellas relacionadas con personajes de cuentos clásicos, y su recorrido se cuenta con textos rimados. Ilustraciones graciosas, detallistas, en colores suaves.

Charles DICKENS
"Cuento de Navidad" (A Christmas Carol, 1843). Madrid: Anaya, 1988, 2ª ed.; pp.; col. Tus libros; ilust. de Arthur RACKHMAN, John Leech y Harry Furniss; introd. de Juan Tébar; trad. notas y apéndice de Santiago R. Santerbás.
Cuento o Canción de Navidad es el primero y más famoso de los cuentos que Dickens escribió con centro en la Navidad y como evocación de la infancia. El viejo avaro Ebenezer Scrooge no quiere saber nada de celebrar la Navidad. Se le aparecen los espíritus del pasado, del presente y del futuro, que le hacen cambiar de opinión sobre la Navidad y sobre la vida (y quizá es que las dos cosas van muy unidas). Más importante que la historia en sí misma, es la «atmósfera» del relato, algo que tiene gran importancia en todas las obras de Dickens.

Hans Christian ANDERSEN
"La niña de los fósforos" y "El abeto", en "Cuentos completos" (Samlede Eventyr og Historier, 1874). Madrid: Anaya, 1991; 319, 336, 320 y 319 pp.; col. Laurín; ilust. de Wilhelm Pedersen y Lorenz Frolich; trad., apéndice y notas de Enrique Bernárdez.
La niña de los fósforos o La cerillera trata sobre una niña que busca la luz y el calor de los pequeños fósforos que había intentado sin éxito vender durante el día. Las luces de la pequeña cerillera se suman a todas las luces de la Navidad, empezando por la luz original que significó el nacimiento de Jesucristo, y, como ellas, hablan de una esperanza en otra vida «donde no había frío, ni hambre ni miedo».
El abeto, una especie de parábola sobre la desesperanza que producen el abandono y el olvido que Andersen temió tanto, es un árbol que, después de ser protagonista una Navidad, es abandonado y, al final, en sus recuerdos sólo conserva los de su verde juventud en el bosque, aquella Nochebuena en la que fue el centro de atención de todos y el único cuento que oyó precisamente allí... La costumbre del árbol de Navidad, iniciada en los países nórdicos, quería recordar el “árbol de la cruz” como contrapuesto al “árbol del paraíso”, y en esa identificación entre árbol y cruz está el mensaje: ambos dejan sus regalos y, cumplida su misión, desaparecen y no tendrán papel en esa otra vida «donde no había frío, ni hambre ni miedo», pero sí permanecen las personas y las historias que protagonizaron.

Anton CHÉJOV
"VANKA" (1886). Relato contenido en Obras selectas, selección y prólogo de Soledad Puértolas; Madrid: Espasa, 1999; 10 pp. de 1017 pp.; col. Austral Summa; trad. de V. Andresco, J. Héctor de Zabalía, G. Portnoff, N. Tasin y S. Ximénez. Y también en Cuentos; Valencia: Pre-Textos, 2001; col. Narrativa Clásicos; selección y prólogo de José Muñoz Millanes; trad. de Víctor Gallego Ballestero.
Un chico de nueve años, angustiado en su trabajo como aprendiz de zapatero, escribe a su abuelo pidiéndole que le lleve con él al pueblo: «Te seré todo lo útil que pueda. Rogaré por ti, y si no estás contento conmigo, puedes pegarme todo lo que quieras. Buscaré trabajo, guardaré el rebaño. Abuelito: te ruego que me saques de aquí si no quieres que me muera. Yo escaparía y me iría a la aldea contigo, pero no tengo botas y hace demasiado frío para ir descalzo». Relato en el que Chéjov se mete dentro del personaje-niño para, simplemente, ¿simplemente?, mostrar una situación dura que nos conmueve: Vanka ha sido descrito quizá con razón como el cuento de Navidad más triste del mundo.

O. HENRY
"El regalo de los Magos" (The Gift of the Magi, 1899). Madrid: Gaviota 1994; 48 pp.; col. Gaviota Junior; trad. de Myriam Lantero González. OTRA EDICIÓN: Madrid: Altea, 1986; 24 pp.; col. Los álbumes Altea; ilust. de Lisbeth ZWERGER en 1982; trad. de Juan Ramón Azaola.
Con ocasión de la Navidad, una joven pareja de recién casados pretenden hacerse un regalo el uno al otro: ella piensa en una cadena para para el reloj del que tan orgulloso está su marido; él piensa en una colección de peines para el pelo tan hermoso que tiene su mujer. Relato de generosidad con un conmovedor final-sorpresa, marca de fábrica de O. Henry.

Truman CAPOTE
"Tres cuentos" (1996). Recoge Un recuerdo navideño (A Christmas Memory, 1956 y 1984), Una Navidad (One Christmas, 1982 y 1983), El invitado del día de Acción de Gracias (The Thanksgiving Visitor, 1967; renovado por Alan U. Schwartz en 1995). Barcelona: Anagrama, 1998; 115 pp.; col. Truman Capote; trad. por Enrique Murillo el primero, Paula Brines el segundo, y Ángela Pérez y José María Álvarez Flórez el tercero.
Tres relatos protagonizados por una vieja parienta solterona, Miss Sook, con la que vivió Truman Capote en Alabama cuando era niño, y por el mismo Capote, que aparece con el nombre de Buddy. En el primero, Buddy aprende de Miss Sook a vivir la Navidad pensando en los demás: «La vida ya es bastante mala cuando tienes que prescindir de las cosas que te gustan a ti, pero, diablos, lo que más me enfurece es no poder regalar aquello que les gusta a los otros». En el segundo, después de un triste viaje que Buddy hace para estar con su padre, Miss Sook restaura su fe en Papá Noel: «Por supuesto que existe Papá Noel. Sólo que es imposible que una sola persona haga todo lo que hace él. Por eso el Señor ha distribuido el trabajo entre todos nosotros. Por eso todo el mundo es Papá Noel. Yo lo soy. Tú lo eres. Incluso tu primo Billy Bob». En el tercero, la rivalidad con un compañero provoca un acto malvado de Buddy que Miss Sook corrige: «Sólo te quiero decir esto, Buddy. Dos cosas malas no hacen nunca una buena. Fue una maldad por su parte (...) pero cualquiera que fuese la razón, no puede haber sido algo calculado. Y por eso lo que tú hiciste es mucho peor: tú planeaste humillarle. Fue deliberado». Con estilo preciso y elegante, el autor extrae optimismo y sentido positivo de una situación familiar nada envidiable.

Varios autores
"Navidad. Algunos cuentos". Hierbaola. Pamplona: Hierbaola, 1991. Selección de Pedro de Miguel. Prólogo de Medardo Fraile. Selección de cuentos navideños de muchos autores: Ignacio Aldecoa, Truman Capote, Antonio Pereira, Andersen, O. Henry, Pardo Bazán, Leopoldo Alas, Dostoyevski, Pérez Galdós, Gabriel Miró, Bécquer, Chéjov, Juan Perucho, Guy de Maupassant, Alfonso Martínez-Mena, Alphonse Daudet, Medardo Fraile, Pablo Antoñana, Rubén Darío, Eugenio D´Ors, Jorge Ferrer-Vidal.
Magnífica selección, ya desaparecida del mercado. Algunos de los cuentos seleccionados en ella son los mencionados más atrás de Capote, Andersen, O. Henry, Chéjov. Los cuentos sobre la Navidad suelen hablar de «seres deslumbrados por una luz gigante que, al ofrecerles claridad, les ofusca o ciega por no saberla mirar», dice Medardo Fraile en el prólogo. En realidad, los deslumbrados son los mismos escritores que, a través de sus personajes, hablan de lo mismo que les ocurre a ellos: no es fácil mirar de frente una luz gigante.

Mary Higgins CLARK
"Noche de Paz" (Silent Night, 1995). Barcelona: Plaza & Janés, 1998; 183 pp.; col. Jet.; trad. de Silvia Komet.
La popular escritora, experta en mostrar vidas amables turbadas por psicópatas, habla de un niño secuestrado la tarde anterior a la Navidad y de una movilización de solidaridad social que alcanza todos los hogares de buena voluntad de Nueva York. Un «thriller» sencillo y eficaz, más creíble de lo habitual, con ritmo trepidante y un modo de narrar entrecortado y visual, que busca poner al lector en la mente de los protagonistas. Mary Higgins multiplica los símbolos y saca partido a los aspectos sentimentales de la trama: la solidaridad de todos en el día de Nochebuena, la ingenua y sólida fe de un niño pequeño en la intercesión de San Cristóbal..., premiada cuando acaba siendo rescatado por un policía llamado Chris.
Compartir:

Cita

Visita nuestro centro

Días Internacionales

Días Internacionales
Naciones Unidas

Escríbenos a

Escríbenos a
biblioalbares@gmail.com

Un mes, un año