miércoles, 30 de marzo de 2011

Correo Murciano, 1823

Al final, casi, del Trienio Liberal, el 7 de abril de 1823, un ejército francés, conocido como los“Cien Mil Hijos de San Luis”, entró y, sin encontrar resistencia popular, conquistó fácilmente España. En el periódico el “Correo Murciano” nº 43 del sábado 26 de junio de 1823, nos cuentan el estado de ánimo de la región:
“Vamos a dar una noticia del estado en que se halla el espíritu público de los principales pueblos de esta provincia para satisfacer la ansiedad de los que creen perdida libertad, al menor rumor de que se la ataca, o entienden que es perpetua la paz, al más pequeño triunfo de la opinión, sobre los enemigos de nuestras instituciones políticas.
Murcia se halla en muy buen sentido: verdad es que no es corto el número de serviles y anilleros; pero sus planes liberticidas no tendrán nunca efecto; a vista de la decisión de los patriotas y de las virtudes cívicas de su M.N.L. Cartagena es uno de los más fuertes apoyos de la libertad constitucional; es pueblo que dará muchos héroes si las circunstancias políticas obligasen a empuñar las armas a los que no quieren vida con esclavitud. Lorca: esta grande ciudad carece de espíritu patriótico; los aristócratas la dominan, el fanatismo, la tiraniza; no hay Constitución en ella, y se puede decir que se halla dispuesta a ser todo lo que se quiera menos liberal. Orihuela no debe de existir en el mapa de la España constitucional. Caravaca es uno de los pueblos que se pueden presentar por modelos de virtudes patrias y de ilustración. Allí todo es patriotismo, y se hallan perpetuamente amalgamados el juicio y el entusiasmo por la libertad constitucional. Cehegín, está en el mismo sentido que Caravaca. Mula, es otra Caravaca. Bullas, como Mula. Alhama, está en muy buen sentido; y dentro de pocos días según los progresos que se notan, estará en la misma categoría que los anteriores. Totana es un pueblo insignificante: hay en él muy buena juventud y en otro tiempo se conoció allí el patriotismo; pero se resiente de la proximidad a Lorca. Librilla, es pueblo neutro. Alcantarilla, en este pueblo hay un fuerte partido servil: y otro no menos fuerte que es liberal. La fuerza es de estos. Este pueblo podía ser muy bien uno de los famosos en la historia de la revolución, en la parte de la provincia de Murcia, si los patriotas de él sacrificaran algunas comodidades. Algezares: basta su nombre para hacer la apología de este pueblo entusiasta. Alquerías, el párroco de este pueblo es muy ilustrado y por consiguiente muy literal; de aquí se inferirá el espíritu público de todo su valiente vecindario. Espinardo, un incidente feliz ha reunido allí los dos partidos que, siendo liberales, posponían, a las veces, el interés común a sus pasiones y miras particulares. En el día es uno de los pueblos venturosos de la provincia, y el terror de los enemigos de la patria. La Ñora: pueblo pobre, pero digno de pertenecer a un barrio de la antigua Esparta: ¡Qué sencillez!  ¡Qué patriotismo tan puro! ¡Qué valentía tan natural! Molina: pueblo servil, patria de algunos señalados opresores de la capital en tiempo de D. Benito Escámez; si conforme es, de corta población, la tuviese mayor, sería otro Orihuela. Archena, pueblo servil pero se cuentan en él algunos liberales. Fortuna, pueblo liberal. Abarán. =Id. Abanilla, pueblo liberal. Alguazas, no tiene carácter conocido. Cieza: este pueblo respetable y de muy buenos elementos de ilustración no ha podido ser tan liberal como debe ser por su naturaleza y circunstancias en razón del influjo inevitable del juez de 1ª instancia que ha tenido; que con decir ha sido muchos años Alcalde mayor, está todo dicho. Jumilla: pueblo en donde hay serviles pero también buenos constitucionales. Mazarrón, pueblo pobre y muy liberal; si un vecino patriota ilustrado de él hubiera recibida protección de la Diputación provincial y del Jefe político de la provincia para la explotación de una mina de alumbre en aquella jurisdicción, tal vez fuera ya menos pobre el pueblo, y más y más distinguidos sus liberales vecinos. Beniel, pueblo de serviles, y liberales. Todos los demás pueblos de la provincia se hallan, por regla general, en buen sentido más o menos expresado, según el carácter de sus habitantes: como por ejemplo, Albudeite es un pueblo de los mas constitucionales de España; y cuando ha sido necesario que lo manifieste, lo ha verificado enérgicamente; y otros hay, como CeutíCutillas &c. que están en buen sentido y casi se ignora de que lo están: siendo la razón, porque sus vecinos viven muy ocupados de sus negocios domésticos y están poco instruidos en negocios políticos.
Mucho diríamos de Hellín, de este pueblo eminentemente liberal, si perteneciera á la provincia como antes; y lo mismo de TobarraYeclaAlbacetePeñas de S. Pedro, y otros en donde el patriotismo se ha generalizado: pero también hablaríamos de un Chinchilla, que puede entrar en terna con Lorca y Orihuela".
El 1 de octubre se puso fin al último foco de resistencia del gobierno liberal en Cádiz y fue repuesto, como monarca absolutista, Fernando VII.

En http://www.archivodemurcia.es/- FONDOS -  HEMEROTECA
Compartir:

0 comentarios:

Cita

Visita nuestro centro

Días Internacionales

Días Internacionales
Naciones Unidas

Escríbenos a

Escríbenos a
biblioalbares@gmail.com

Un mes, un año