viernes, 11 de noviembre de 2011

CUENTOS DE LENGUA

AQUÍ ENCONTRARÉIS DIVERSOS CUENTOS EN LOS QUE LOS PROTAGONISTAS NO SON PERSONAJES NORMALES, PUES SON CLASES DE PALABRAS. ¿Quieres saber cuáles han sido los mejores?

Historia de lengua

Había una vez un sustantivo llamado Simón.
Un día Juan que era el padre de Simón se fue a escalar el Everest, pasaron varias semanas y Juan no regresaba entonces Simón decidió ir a buscarle. Claudia que era un adjetivo se enteró que Simón iba a ir a buscar a su padre y decidió acompañarlo.
Por la mañana siguiente Simón y claudia se pusieron marcha al Everest. Horas después se  toparon con un grupo de sustantivos salvajes y se los llevaron prisioneros, cuando llegaron a la aldea de los sustantivos salvajes los ataron a un árbol. Por la noche Simón se desato y también desato a Claudia y se fueron corriendo de la aldea, cuando se alejaron pararon a descansar. Después de varios días de camino encontraron el collar de Juan, Simón se alegro pero a la misma vez se preocupo y de nuevo se pusieron en marcha. Pasaron dos días y encontraron una cueva tapada por rocas y oyeron un  ruido dentro. Era Juan, Simón se puso a quitar rocas, hasta que por fin encontró a su padre, y los tres volvieron a casa.

Hecho por  : Estefanía García Piñera.


              
     UN SUSTANTIVO BURLÓN Y CON SENTIMIENTOS
                   Un día un sustantivo concreto empezó a reírse de un sustantivo abstracto, le decía que a él sí le podían tocar y ver, y que al sustantivo abstracto no.
Al día siguiente  el sustantivo concreto se puso a reírse por segunda vez de un sustantivo, pero esta vez no era abstracto, era colectivo. Después por la tarde fue al parque y se encontró a un sustantivo abstracto llorando, el sustantivo concreto le preguntó que por qué lloraba, él le contestó que un sustantivo individual se había reído de él, entonces al sustantivo concreto le dio pena y lo animó. Después se decidió a ir a la casa del sustantivo abstracto del cual se había reído, y le pidió perdón.
Ahí aprendió la lección y no se burló más de los sustantivos que eran diferentes a él.

Gisela Sarmiento Armijos                        2ª A.X.

EL SUSTANTIVO CARLOS Y EL ADJETIVO BELLA

Érase una vez en una gran casa una familia rica de adjetivos que estaba buscando  un jardinero.Todos los carteles de "Se busca un jardinero" fueron pegados en paredes, postes, ventanas, puertas, etc. pero nadie quería ir a trabajar allí porque el adjetivo llamado Mayor era muy malo pero suesposa y su hija no lo eran.Ellas eran buenas y amables.Después de un tiempo llegó a la ciudad llamada Hermosa un sustantivo solitario que al ver los carteles decidió ir a la casa del adjetivo para pedir que le diera el trabajo de jardinero aunque  los demás sustantivos y adjetivos le dijeron que no fuera.Al llegar a la casa del adjetivo entró y pidió hablar  con el adjetivo Mayor  y así lo hicieron, cuando estuvo ante el adjetivo le dijo que si por favorle podría dar el trabajo y el adjetivo no tuvo más que darle el trabajo.Después él le prsentó a su hija y a su esposa.El sustantivo al ver a la hija del adjetivo se enmoró completamente de ella, pero él sabía que había hecho mal.Los días fueron pasando y el sustantivo cada día le regalaba una rosa a la hija del adjetivo llamada Bella, ella se iba enamorando de él cada día más,hasta que ella le confesó su amor y los dos decidieron verse a escondidas en un bosque que quedaba cerca de su casa.Pasaron dos años viéndose  a escondidas del adjetivo Mayor hasta que un día un adjetivo malvado llamado Malo vio    a los dos juntos que se adentaban en el bosque y los siguió.Al día siguiente el adjetivo Malo  fue a contarle al adjetivo Mayor  que su hija y el sustantivo Carlos  se estaban viendo a escondidas.Después  mandó llamar al sustantivo, cuando el sustantivo Carlos estuvo en frente  del adjetivo le dijo qué se le ofrecía y él le respondió que se fuera de su casa.Entonces  el adjetivo le contesto que  descubrió que él se veía  a escondidas con su hija y también le dijo por qué quería que se fuera y que nunca volviese.Entonces el sustantivo comprendió  que había hecho mal en verse a escondidas con bella y él se fue destrozado de allí sabiendo que nunca la volvería a ver.

MERY CALLEJAS VARGAS
AX



  ¿Adjetivo  o Sustantivo?


Una vez había una palabra llamada adjetivo y no sabía si era un sustantivo o un adjetivo y se fue a preguntarle a los diccionarios y a los libros  y no sabían que decirle. Por más que se lo preguntara  no encontraba la respuesta a su difícil pregunta.
Y se fue a preguntarle a las letras y se lo preguntó a la letra T que era la letra más tonta y le dijo que ella era un adjetivo porque se llamaba adjetivo. La letra I que  era la más inteligente , y como pasaba por allí, al escuchar esto la letra I se paró y le dijo que no, que ella era un sustantivo propio y que no se dejara llevar por las intuiciones .Más tarde se lo preguntó a la letra L de lista y le dijo lo mismo que le dijo la letra I y ya al fin pudo responder   a esa pregunta que le tenía tan inquieta  y al fin supo que ella era un sustantivo  pero no un sustantivo normal sino un sustantivo propio.
                       
                                      FIN.
Firma: IRENE VÁZQUEZ GEA 2º AX



¡VAYA MES!

Iba el señor Concreto por la calle, cuando al pasar por el paso de peatones, un coche que iba a demasiada velocidad se salta el semáforo y le pilla los dedos de los pies. El pobre señor se queda rabiando de dolor u el señor del coche, que por cierto era el doctor Abstracto, aparcó en un parking  y fue a ver lo que había pasado. Los sustantivos, que se conocían, aclararon las cosas hablando, y llegaron a un acuerdo.
A la semana, el doctor Abstracto fue a visitar al Sr. Concreto para ver cómo estaba, que le habían vendado el pie porque se lo había fracturado. Tomaron un café y siguieron hablando tan amigos como siempre. Luego aparecieron Colectivo e Individual, que eran los hijos del señor Concreto, y al rato vinieron sus primos Contable e Incontable, que cuando se pusieron a jugar con un monopatín, a Contable y a Individual se les escapó y llegó a parar al pobre pie del Sr. Concreto, que tuvo que ir a la consulta del enfermero Propio para que le volvieran a vendar el pie.
¡Vaya mes que llevaba el Señor Concreto!

Autor: Adrián Semitiel   de 2º AX


Había una vez dos pueblos , uno se llama Sustantivo y el otro se llama Adjetivo. Pues bien siempre había disputas entre los dos pueblos. Pero un día llegó al trono de pueblo Adjetivo , un rey llamado Calificativo I era muy malo siempre le echaba la culpa a los Sustroyanos  , aunque la mayoría de veces era de los Sustroyanos pero eso no importa. El rey quería conquistar todos los reinos del mundo; el reino Verbo , el reino Artículo , el reino Demostrativo etc. Un día el rey muy cabreado por culpa de los Sustroyanos decidió conquistar la ciudad . Así fue a donde habitaban los Sustroyanos la " Isla Sus" y fue con cien mil soldados bien armados y bien preparados para luchar. Pero era muy difícil entrar en la ciudad porque tenía grandes murallas y buenos Arqueros.Los Sustroyanos
El rey Calificativo I luchó , luchó , luchó por entrar en la ciudad peor no lo consiguieron , hasta que al rey se le ocurrió idea para entrar . Con los doscientos soldados que solo le quedaban preparo una "coma gigante de madera" y la bautizo como "Adjecom" y el plan era meterse dentro de "Adjecom" y cuando metiera la estatua salir de ella y matar a todos los soldados y conquistar la ciudad . Así sucedió todo salio bien entraron , conquistaron la ciudad y se quedaron con ella y le puso como nombre " Yessiquitilandiwiki" no sé porque era pero no se marearon por ponerle el nombre .
FIN
Hecho por : José Pascual Ato Guardiola
Curso : 2 AX




 JUAN SE QUIERE CAMBIAR DE NOMBRE
                                                                                                                                                               *             
Había una vez un adjetivo superlativo llamado juan. Él era el más popular de su clase, pero a Juan no le gustaba su nombre porque le quedaba pequeño él quería un nombre que destacara más popular. Así que decidió pedirle ayuda a los sustantivos. Al preguntarle Juan a los sustantivos ellos dijeron que harían lo que pudieran. Juan le dio las gracias y quedaron por la tarde en el parque de las palabras. Una vez allí Juan les dijo que intentaran que el nombre fuera popular y bonito, y que no fuese un nombre corriente como por ejemplo: Pedro, Paco, Luis, Bartolo…
Los sustantivos intentaron hacer lo mejor posible para complacerle y buscaron, pensaron y escribieron los siguientes nombres: Manuel el fiel, Jerónimo el antónimo, Vicente el valiente, mariano el marciano…
Juan tras un largo tiempo pensando al fin eligió un nombre.
-Juan dijo: Después de haberlo pensado un largo tiempo y de haberos hecho perder el tiempo creo que le mejor nombre que hay es… el que tengo, y es juan y para mi es perfecto.
- Los sustantivos impresionados dijeron: pero juan ese nombre es normal y corriente.
-Juan dice: no es un nombre normal y corriente es mi nombre y estoy orgullosísimo de él y no lo cambiaría por nada en el mundo.
-Los sustantivos dicen: pero tú querías  un nombre que destacara y el nombre Juan no destaca.
-Juan responde: pero en los diez minutos que me habéis dejado para decidir los nombres me han servido para pensar. En ese tiempo he pensado que da igual l nombre que tengas pues por l nombre no eres el más popular, como sí puedes desatacar es haciendo cosas buenas, haciendo amigos o descubriendo algo. Porque un nombre no te dice si eres bueno, malo, inteligente o inútil. Como si lo saben es haciendo amigos para que te conozcan y sepan en realidad cómo  eres.
Al fin, juan tuvo muchos amigos y amigas y comprendió que no hacía falta cambiar de nombre para ser el más popular.
Escrito por: Alicia Vázquez Gea.

Compartir:

0 comentarios:

Cita

Visita nuestro centro

Días Internacionales

Días Internacionales
Naciones Unidas

Escríbenos a

Escríbenos a
biblioalbares@gmail.com

Un mes, un año